Contacto:

Políticas de Privacidad

Correo: info@clinicaalfaro.com

Web: http://www.clinicaalfaro.com

Heredia Costa Rica

Teléfono: +506 2260-9775

WhatsApp: +506 8849-9545

© 2019-2020 COPYRIGHT All rights  reserved. www.clinicaalfaro.com

  • FBwhite
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YOUTUbEwhite

Enviar mensaje:

Medicina Estética Corporal

Categoría:

Carboxiterapia

Descripción:

Carboxiterapia

 

El dióxido de carbono (CO2) es un gas inodoro, incoloro, no inflamable, con una alta disolubilidad, es veinte veces más disoluble que el óxigeno en la microcirculación.

 

Este gas es producido naturalmente en nuestro organismo como resultado del metabolismo. Su producción aumenta hasta diez veces cuando hacemos ejercicio. Sin embargo, el CO2 también puede ser administrado artificialmente con fines terapéuticos mediante microinyecciones.

 

La aplicación del CO2 puede ser subcutánea o percutánea, y se realiza por medio de un equipo que controla la presión, el volúmen y el tiempo de aplicación. A esta técnica se le conoce con el nombre de carboxiterapia.

 

Durante la aplicación del CO2, se produce un enfisema subcutáneo, es decir, la piel se va a sentir y va a lucir ‘inflada’. Seguidamente va a a ocurrir un eritema, que da sensación de calor en la zona de aplicación. Esto es prueba de la efectividad del gas.

 

Mecanismo de acción

 

Al aplicar CO2 en una zona del cuerpo, se aumenta la concentración del mismo, este aumento es sensado por nuestro cuerpo como una descompensación, por lo que de manera compensatoria aumenta la concentración de oxígeno.

 

Este aumento en la concentración de oxígeno produce una vasodilatación y aumento de la oxigenación local. Se aumenta el flujo sanguíneo en la microcirculación, aumenta la velocidad del flujo y ocurre la apertura de capilares que usualmente están cerrados.

 

Efectos

 

La administración subcutánea del CO2 da como resultado:

  • Vasodilatación activa, y por tanto mejoría de la microcirculaciónIncremento de fenómenos oxidativos.
  • Aumento del efecto Bohr, es decir, aumento de la cantidad de oxígeno en la sangre.
  • Aumento de la oxigenación celular.
  • Efecto lipolítico, favorece la destrucción de la grasa.
  • Efecto simpaticolítico.

 

Sesiones

 

La administración del CO2 debe ser realizada por un médico capacitado.

 

El paciente debe ser valorado por el médico para determinar si es candidato a la técnica. Una vez que el paciente es elegido, se determina el número aproximado de sesiones y la frecuencia de las mismas. En general, no se recomiendan más de tres sesiones por semana.

 

La sesión se inicia de la siguiente manera:

  1. Se define la zona a tratar y se divide en cuadrantes.
  2. Se desinfectan los cuadrantes.
  3. El CO2 se inyecta en cada cuadrante con una aguja de insulina.
  4. La cantidad por zona deberá ser determinada por el médico.
  5. Se realiza un pequeño masaje para distribuir el gas.

 

Indicaciones

 

  • Paniculopatía edematofibroesclerótica (celulitis).
  • Adiposidad localizada.
  • Patología vascular arteriosa.
  • Cicatrices.

 

Cuidados postaplicación

 

  • No debe realizar ejercicio físico.
  • No debe realizarse masajes.
  • No debe sumergirse.
  • No debe manipular las zonas de puntura.
  • Debe de tomar mucha agua.

 

Contraindicaciones

 

  • Infarto agudo del miocardio.
  • Angina inestable.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Tromboflebitis aguda.
  • Infección localizada.
  • Epilepsia.
  • Embarazo.
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • FB
  • INSTA
  • YOUTUVE