Hilos Tensores

Medicina Estética Facial

Categoría:

Hilos Tensores

Descripción:

Hilos tensores o de sustentación


Con el paso de los años, ocurren una serie de cambios fisiológicos, es decir, normales y esperados, que favorecen la aparición de la flacidez. Dentro de estos cambios encontramos:


  • La cantidad de colágeno y elastina que produce nuestro cuerpo disminuye. Este par de sustancias, junto con el acido hialurónico, son las encargadas de dar esa apariencia de firmeza y juventud a la piel, así como su elasticidad.

  • Los músculos de la expresión facial pierden su tono, la grasa pierde su posición, el hueso se reabsorbe, y los tejidos caen.


Estos cambios en la estructura del rostro dan la apariencia de cansancio y signos evidentes de envejecimiento, que se manifiestan como:


  • Caída de la cola de ceja

  • Aparición del surco nasoyugal

  • Pronunciamiento de los surcos nasogenianos

  • Líneas de “marioneta”

  • Perdida de la línea mandibular

  • Deterioro y caída de las estructuras del cuello


En general, lo que se observa, es una pérdida de la definición del óvalo facial. Los hilos tensores o de sustentación son utilizados para definir y mejorar el óvalo facial. Son bioabsorbibles. Se introducen en la piel por medio de agujas o micro cánulas, lo que disminuye el tiempo de recuperación y disminuye el riesgo de inflamación.


Una vez introducidos, los hilos traccionan y producen una tensión sobre el tejido, dando un resultado muy natural. El tratamiento es ambulatorio, se realiza con anestesia local. La recuperación suele ser rápida, 4 y 5 dias. Los resultados duran entre 12 y 24 meses, según las características de cada persona. Producen un cambio inmediato, sin embargo, el efecto máximo en cuanto a la producción de colageno se da aproximadamente a los 6 meses.


La aplicación de hilos se puede complementar con otros tratamientos o técnicas como láser, toxina botulínica, revitalización facial, peeling químico, rellenos faciales, entre otros. Lo importante de esta combinación, es que el profesional médico indique el orden correcto de los mismos.


Indicaciones


  • Ptosis (caída) de la cola de la ceja (foxy eyes)

  • Líneas perilabiales

  • Surcos nasogenianos incipientes

  • Líneas de marioneta incipientes

  • Pómulo y mejillas caídas

  • Atenuar papada incipiente

  • Cuello

  • Flacidez facial generalizada

  • Flacidez facial de leve a moderada, cuando las manifestaciones son estéticamente molestas, pero un ritidectomía o lifting quirúrgico produciría una sobre corrección, dejando un rostro artificial y rígido.


Pacientes que no desean cirugía convencional y están de acuerdo con los alcances de esta técnica.


  • Pacientes que tienen contraindicada la anestesia general, pero pueden usar anestesia local.

  • Pacientes con pérdida de peso importante.

  • Otras partes del cuerpo que manifiesten flacidez como abdomen, muslos, brazos con flacidez leve.


¿De qué material están hechos los hilos?


A través de la historia se han empleado diferentes materiales para hacer los hilos, así como técnicas o instrumentos para su aplicación. En la actualidad, se usan los de materiales reabsorbibles, que han demostrado ser los más seguros.


  • No reabsorbibles y permanentes: el material más usado es el polipropileno, oro, platino, aptos de prolipropileno.

  • Reabsorbibles y temporales:

  • Hilos de larga absorción: hilos tejidos de poliamida y poliuretano

  • Hilos absorbibles:

  • Poliláctico

  • Podioxanona

  • Coprolactina

  • Poliláctico con polidioxanona


Polidioxanona (PDO): material biocompatible, no produce alergias. Utilizado tradicionalmente como material de sutura. Es de los más utilizados para hilos de sustentación, dada su seguridad, biocompatibilidad y estimulo en la producción de colágeno.


Ventajas de los hilos de sustentación


  • Apariencia natural

  • Mínima cicatriz o sin ella

  • Mínimo daño tisular

  • Buen estimulo en la producción de colágeno y elastina

  • Procedimiento ambulatorio, no requiere internamiento

  • Anestesia local

  • Corto periodo de recuperación


Técnicas de aplicación


Varían según el hilo elegido, así como la cantidad a utilizar. En general, existen dos tendencias de aplicación, la oriental y la europea.


  • Tendencia oriental: muy conocida. Emplean múltiples hilos de PDO en mallas y redes. Su principal objetivo es estimular la producción de colágeno y lograr la redensificación del tejido. Ideal en pacientes con pieles delgadas.

  • Tendencia europea: utiliza una menor cantidad de hilos. Su principal objetivo es reposicionar los tejidos por medio de diseños de suspensión. Emplea hilos más gruesos, con espículas o conos, o algún medio de tracción.