BlogClinicaAlfaro

Blog | Clínica Alfaro

Postparto: ¿Cómo recupero mi cuerpo?

Dra. María José Alfaro Vega, Directora Médica - Clínica Alfaro, UCR - CMC#6349


El postparto, también conocido como puerperio, es el período que transcurre desde el momento del alumbramiento hasta que el cuerpo recupera su estado previo al embarazo. Este período suele durar entre 6 y 8 semanas, es decir, alrededor de 40 días, razón por la que también se le llama cuarentena.


Es normal que el cuerpo experimente una serie de cambios para volver a su estado previo al embarazo, por lo que es una etapa en la que la paciente requiere de guía y cuidados para poder superarla con éxito. En ocasiones esta etapa de recuperación de la nueva mamá no recibe la atención necesaria, dado que la familia se encuentra concentrada en el nuevo miembro de la familia.


¿Qué cambios se producen durante el postparto y en qué me puede ayudar la Medicina Estética?


  1. Pérdida del tono muscular: los músculos de la pelvis y abdomen volverán poco a poco a su estado normal, pueden presentar sobre distensión o desgarros, para esto se recomienda hacer ejercicio, y así prevenir hernias y caídas de tejidos. La frecuencia y el nivel de esfuerzo con que se haga la actividad física debe ser de cuidado, por lo que un tratamiento con gimnasia pasiva constituye una buena opción para ayudar en este proceso de recuperación. Algunos tipos de radiofrecuencia también son de gran ayuda para ayudar en la restauración del tono muscular. El uso de fajas terapéuticas o de presoterapia también se recomienda, pero hay que tener especial cuidado en la selección de la misma. Este tipo de faja debe favorecer la retracción de los tejidos, brindar soporte mientras permita la alimentación de la paciente y permitir que la paciente pueda orinar con una frecuencia natural. En caso de heridas por cesárea, es importante que la faja no altere el proceso de cicatrización y que tenga una presión graduada de manera que no sea excesiva, ya que más bien pueda producir una caída no deseable de tejidos.

  2. Lactancia materna: el inicio del proceso de lactancia y comenzar a cargar al nuevo bebé puede ocasionar tensión muscular, favoreciendo la contractura. La aplicación de masajes relajantes o descontracturantes ayudan a la paciente a disfrutar y a adaptarse mejor a este proceso. En esta situación es de suma importancia seguir los consejos con respecto a la postura correcta para la lactancia.

  3. Cicatrices y estrías: la presencia de cicatrices luego de una cesárea y la aparición de estrías durante el embarazo son situaciones muy frecuentes. En ambos casos, mientras más pronto se inicie el tratamiento, mayores serán las posibilidades de obtener un excelente resultado. Lo ideal es iniciar el tratamiento de cicatrices y estrías cuando aún las lesiones se vean rojas o moradas, es decir, cuando sean lesiones recientes. El uso de láser, peeling químico, microagujas y carboxiterapia son algunas de las opciones para tratar estas condiciones.

  4. Flacidez de la piel: conforme la paciente va recuperando su peso original, se puede notar áreas de la piel que presentan una difícil retracción o flacidez. En estos casos, el uso de la radiofrecuencia, y particularmente la Clínica Alfaro, el uso de Exilis Elite es una excelente opción en el proceso de retracción de la piel.

  5. Grasa localizada: la ganancia de peso obtenida durante el embarazo puede dejar zonas con acumulaciones de grasa que son difíciles de eliminar. La paciente debe tener una dieta balanceada durante el proceso postparto, que le permita cumplir con las exigencias de la maternidad. Adicionalmente, se puede recurrir al uso de técnicas reductivas como mesoterapia, radiofrecuencia e hidrolipoclasia, que permiten moldear la figura.

  6. Retención de líquidos: durante el embarazo y en el postparto es frecuente la retención de líquidos. La paciente se siente y se ve hinchada, tiene dificultad para ponerse sus zapatos, o para cerrar las manos. Es aquí cuando el drenaje linfático manual se convierte en una excelente opción, brindando un tratamiento efectivo y placentero, que le ayudará a relajarse y a desinflamarse.

  7. Manchas en la cara: por los cambios hormonales sufridos durante el embarazo, la paciente puede mostrar un oscurecimiento de varias zonas de la piel del cuerpo, como areolas o pezones, la línea alba, y la cara. La mayoría de estas zonas recuperan su color normal, pero las de la cara usualmente permanecen. Para esto el uso de protector solar, durante y posterior al embarazo es imprescindible, pero el aplicar peeling químico, sesiones de láser, o hidrodermoabrasión, pueden ayudar a corregir esta situación.

  8. Arañas vasculares: las teleangiectasias, conocidas como arañas vasculares, son pequeñas dilataciones arteriales que se propician por los cambios hormonales ocurridos durante el embaraazo. Desde un punto de vista estético se pueden tratar con láser o escleroterapia.


La recuperación postparto es un proceso gradual, que requiere de energía, cuidado y paciencia. La paciente, a pesar de las nuevas responsabilidades y del disfrute de su nuevo hijo, no debe dejar de lado su cuidado personal. Debe de hacerse el esfuerzo para que sea un proceso agradable y llevadero.


En la Clínica Alfaro esperamos que este artículo sirva para aclarar las dudas de nuestros pacientes y amigos. Estamos para servirles y asesorarles en estos tratamientos.

Contacto:

Políticas de Privacidad

Correo: info@clinicaalfaro.com

Web: http://www.clinicaalfaro.com

Heredia Costa Rica

Teléfono: +506 2260-9775

WhatsApp: +506 8849-9545

© 2005-2020 Liteway S.A. 

Todos los derechos reservados.

  • FBwhite
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YOUTUbEwhite

Enviar mensaje:

  • FB
  • INSTA
  • YOUTUVE